Servicio 24 horas 671 793 821

Tutoriales

Consejos de Seguridad, Tutoriales

¿Cómo limpiar una cerradura?

Las cerraduras al pasar el tiempo sufren, debido a eso es notable el desgaste y deja de funcionar adecuadamente. Para evitar esto es necesario hacer mantenimiento cada seis meses, no quita mucho tiempo y hace más duradera la cerradura.

Normalmente una de las características más notables para hacerlo es cuando la llave empieza a girar mal o se atasca, la mayoría de casos es por falta de grasa en la cerradura. En ocasiones cuando las cerraduras funcionan mal es por estar atascada u obstruido su mecanismo interno por algún objeto o sustancia que se haya acumulado con el tiempo.

El primer paso a realizar es engrasar la cerradura, para ello es recomendable usar grafito en polvo el cual podemos adquirir en cualquier ferretería. En caso de no poder comprar el grafito se puede usar la punta de un lápiz(estos contienen grafito) repetidamente sobre la llave, al tener suficiente grafito en la llave se introduce en la cerradura, girando la llave varias veces repitiendo este proceso hasta que se reparta por la cerradura.

Otra sugerencia es usar vaselina o grasa para cerrojos, sin embargo esta manera es más complicada ya que se debe aplicar dentro de la cerradura y habría que desmontarla. No es aconsejable usar aceite o grasa donde quede pegado el polvo del ambiente ya que al pasar el tiempo puede incrustarse dentro de la cerradura impidiendo su funcionamiento.

El exterior de las cerraduras se debe limpiar con un paño poco húmedo sin utilizar disolventes y objetos afilados que pueda rayar o destruir la tapa que proteje las cerraduras. Al momento de sacar copia de las llaves, se debe verificar si están bien cepilladas ya que al quedar partículas de latón se araña el interior de la cerradura estropeándola.

Tutoriales

Cómo cambiar el bombín de la cerradura

Cambiar el bombín de la cerradura

Si has perdido las llaves, o la cerradura de tu puerta no te ofrece la seguridad que necesitas, no es necesario que cambies toda la cerradura con cambiar el bombín de la cerradura es suficiente. El bombín, también llamado cilindro o bombillo, es el mecanismo que mueve los cierres de una cerradura cuando se introduce la llave y es el primer punto por dónde los ladrones intentan forzar la puerta.

Ya que hemos decidido cambiar el bombín de la cerradura, lo mejor es que escojamos un bombín de alta seguridad para protegernos mejor de los peligros externos y además sean difíciles de forzar. En el mercado existen muchos tipos de bombines: antiganzúas, antitaladro, antimordaza o anti bumping que evitan muchos de los tipos de forzados más comunes por los ladrones y aportan seguridad extra.

Cambiar el bombín de la cerradura es una tarea tan sencilla que podemos realizarla nosotros mismos, y no necesita de la intervención de un cerrajero cualificado. Sólo necesitamos un destornillador y unos pocos minutos de nuestro tiempo.

En la mayoría de modelos el cambio es fácil, pero en puertas blindadas tendremos que soltar la manilla para poder substituir nuestro bombín viejo por uno nuevo. También hay que destacar que, en algunos casos, deberemos sustituir la cerradura entera porque el bombín viene integrado todo en uno.

Cuando queramos comprar un bombín nuevo, tendremos que fijarnos en las medidas del anterior, además de medir la leva del bombín y fijarnos en el tipo de cerradura que es tipos de cerradura.

Para cambiar el bombín de la cerradura, podemos seguir cinco sencillos pasos:

  • Paso 1
    Antes de todo, debemos mirar y comprobar que a nuestra puerta se le puede cambiar el bombín de la cerradura. Lo haremos fijándonos en el canto de la puerta que se encuentra a la altura de la cerradura. Debajo del pasador que cierra y abre la puerta al girar la llave, tenemos que encontrar un tornillo. Si está ahí, significa que podemos cambiar el bombín de la cerradura.
  • Paso 2 
    Una vez localizado el tornillo, miraremos que tipo de destornillador necesitamos para destornillarlo, y procederemos a quitar ese tornillo.
  • Paso 3
    Después, introduciremos la llave de la puerta en el bombín de la cerradura y la giraremos un poco (45 grados aproximadamente. Estiramos de la llave suavemente hasta poder sacar el bombín.
  • Paso 3.1 
    Si el bombín no se mueve o no sale completamente, deberíamos prestarle atención a la maneta de la puerta es posible que este presionando el bombín. En este caso aflojaremos los tornillos de la maneta y volveremos a aplicar el paso 3.
  • Paso 3.2 
    En el caso de que se nos resista, hemos de desmontar la maneta completamente. Una vez desmontada volveremos a aplicar el paso 3.
  • Paso 4 
    Una vez tenemos el bombín fuera, colocaremos el nuevo. Para ello lo introduciremos en la cerradura de la puerta con su llave puesta hasta hacerlo coincidir con el agujero. Una vez bien emplazado, colocaremos el tornillo para sujetarlo a la cerradura. Apretaremos con el destornillador el tornillo.
  • Paso 5
    Giraremos la llave, y nuestro nuevo bombín debería funcionar sin ningún problema.

Hemos preparado un vídeo para que visualice fácilmente cada uno de los pasos a seguir para cambiar el bombín de la cerradura.

Cabe destacar que la gran mayoría de bombín que podemos cambiar son europerfil, o de forma de pera, pero también podemos encontrarnos que nuestro bombín sea redondo o de perfil suizo. Tendremos que fijarnos, en este aspecto, cuando vayamos a pedir nuestro nuevo bombín para que coincida con nuestra puerta.

El cambiar el bombín de la cerradura conlleva el cambio de la llave, aportándonos más seguridad, sobretodo en los casos en los que hemos perdido una de las llaves. Deberemos, también, fijarnos en el grosor de la puerta o la distancia desde el canto de la puerta al centro del bombín, lo que se llama “punto” y que varía de unos modelos a otros y de unas instalaciones a otras. Consulte nuestro artículo medir la leva del bombín para hacer las mediciones correctas y no equivocarse en la compra de un nuevo bombín.

Si tiene alguna duda de como cambiar el bombín de la cerradura, no dude en contactar con nosotros y le asesoraremos sobre cómo cambiar el bombín de la cerradura  y como elegir el modelo que mejor se adapte a sus necesidades.

cerrojo
Tutoriales

Cómo instalar un cerrojo de seguridad

Instalar un cerrojo de seguridad

Si queremos añadir un extra de seguridad a nuestra puerta podemos instalar un cerrojo de seguridad.

Instalar un cerrojo de seguridad puede parecer una tarea sencilla pero si se realiza incorrectamente puede dañar el marco y la puerta dejando huellas indeseables. Además, para instalar un cerrojo de seguridad hay que trabajar con mucha precisión ya que, si no se instala bien, no encajará y no funcionará correctamente.

A continuación le enumeramos los pasos que debe seguir para para que pueda instalar un cerrojo de seguridad usted mismo:

  • Paso 1.
    Una vez hayamos seleccionado el modelo del cerrojo de seguridad que queramos instalar, deberemos marcar dónde queremos situarlo en nuestra puerta. Para ello, seleccionaremos la altura aproximada en la que queremos instalar el cerrojo de seguridad, y mediremos la distancia desde el centro del orificio para la llave hasta el borde del cerrojo de seguridad que quedará en justo en el borde de la puerta. Marcaremos un punto en la puerta dónde estará el centro del agujero, justo en la distancia en que acabamos de medir desde el borde de la puerta, y haremos un agujero en la puerta por dónde pasara el bombín.

cerrojo

  • Paso 2.
    Para realizar el primer agujero deberemos tener en cuenta de qué material está hecha la puerta y la forma del bombín del cerrojo. Si la puerta es de madera maciza utilizaremos brocas de madera, y si es una puerta blindada necesitaremos brocas de metal. Por otro lado si el bombín del cerrojo de seguridad:

a. Si el bombín es cilíndrico optaremos por una broca de corona de diámetro igual o superior a la del bombín. Empezaremos el agujero desde la cara interior de la puerta dónde anteriormente hemos marcado la posición del cerrojo e iremos avanzando lentamente. Una vez la broca haya traspasado la puerta (y antes de que la corona lo haya hecho) cambiaremos de lado y terminaremos el agujero desde el exterior. Así podremos evitar que la puerta se astille hacia fuera.

b. Si el bombín tiene forma de pera, tendremos que hacer un agujero con la misma forma que el bombín, por lo que elegiremos brocas normales, y deberemos marcar todo el perfil completo del cilindro en la puerta. Para evitar astillar la madera primero haremos agujeros muy despacio con una broca de diámetro mucho más pequeño que la anchura de la puerta del bombín. Una vez hechos, agrandaremos los agujeros con una broca de diámetro igual o superior a la anchura del bombín.

  • Paso 3.
    Colocaremos el puente con el cerrojo de seguridad ya situado y la puerta abierta. Pondremos el pasador en situación de cerrado y lo deslizaremos hacia el marco. Cerraremos la puerta hasta que el pasador toque el marco o la puerta quede cerrada i situaremos el puente en el marco de la puerta y lo colocaremos sobre el pasador.
  • Paso 4.
    Una vez hechos los agujeros del bombín, podremos el cerrojo de seguridad en su sitio, introduciendo el bombín en el agujero, y comprobaremos si el cuerpo del cerrojo se apoya bien sobre la puerta.
  • Paso 5.
    Cuando hayamos situado el cerrojo de seguridad sobre la puerta, marcaremos la situación de los agujeros para los tornillos. Volveremos a retirar el cerrojo y taladraremos con una broca de diámetro inferior a la de los tornillos. Pondremos de nuevo el cerrojo de seguridad en su sitio y fijaremos con los tornillos.
  • Paso 6.
    Colocaremos el puente en su posición final, marcaremos los agujeros para los tornillos, retiraremos el puente, realizaremos los agujeros con el taladro, volveremos a colocar el puente y fijaremos los tornillos.
  • Paso 7.
    Para acabar, comprobaremos que el cerrojo de seguridad cierra correctamente y… ¡listo!

En Cerradurasonline disponemos de varios modelos de cerrojos de seguridad a su disposición. Consúltenos para saber cuales se ajustan mejor a sus necesidades y, si necesita ayuda en su instalación, ante cualquier duda que le surja no dude en contactar con nosotros. Le ayudamos a sentirse más seguro.

En nuestra tienda online encontrará gran variedad de modelos de cerrojos de seguridad:
Cerrojos de seguridad

Tutoriales

Cómo instalar un escudo protector magnético

Si queremos añadir un extra de seguridad a nuestra cerradura, instalar un escudo protector magnético es la mejor opción ya que nos añade una protección extra ocultando por completo el bombín, solo es posible desbloquear el escudo introduciendo una llave magnética especifica.

Un escudo protector magnético protege la cerradura contra ganzúas, palancas, taladro, bumping, además también impide los ataques vandálicos con palillos, chicles, siliconas o pegamento sobre las cerradura.

Instalar un escudo protector magnético no es complicado, a continuación le enumeramos los pasos que debe seguir para para que pueda realizar la instalación usted mismo:

Paso 1.

Desmonte la cerradura en el caso que sea de sobreponer.
Si la cerradura es de embutir, este paso no será necesario.

Paso 2.

Desmonte el escudo existente, el que posee la propia cerradura.

Paso 3.

Marque con la plantilla los agujeros que desea realizar.

Paso 4.

Taladre la puerta para hacer los agujeros seleccionados (utilice una broca del 8 para realizar los agujeros).

Paso 5.

Coloque los tornillos a través de la pletina interior (se aconseja fijarlo con cola tipo “Nural 23 dos componentes”.

Paso 6.

Fije el escudo apretando los tornillos correspondientes (tornillos métrica 6).

Paso 7.

En el caso de haber desmontado la cerradura, vuélvala a montar.
Si la cerradura es de embutir, este paso no será necesario.

Paso 8.

Fije el anillo adaptador del escudo.

Hemos preparado un vídeo para que visualice fácilmente cada uno de los pasos a seguir para instalar un escudo protector.

Desde Cerradurasonline, recomendamos la instalación de un escudo protector para aumentar la seguridad de su puerta, ante cualquier duda que le surja no dude en contactar con nosotros. Le ayudamos a sentirse más seguro.

En nuestra tienda online encontrará gran variedad de modelos de escudos protectores:
Escudos protectores
Escudos protectores magnéticos

Tutoriales

Cómo cambiar un pomo con o sin llave

El cambio de la cerradura de alguna de sus puertas es una tarea bastante simple que proporcionará mayor seguridad a su hogar.  Para ello, sólo necesitará seguir estos sencillos pasos que le proponemos:

 

1. Quitar la cerradura de la puerta vieja

– Extraer de la cerradura de la puerta: Este paso determina que marca de cerradura tiene. Podemos encontrar la marca de la cerradura impresa en el pestillo o en la llave. Una vez determinada la marca y el modelo no necesitará reemplazar la cerradura vieja por un modelo exactamente igual. Sabiendo la marca, el estilo y las características de la cerradura vieja podrá escoger otro modelo compatible que encaje y funcione perfectamente

– Medir la perilla de la puerta: El hecho de medir el tamaño de la perilla le ahorrará complicaciones a posteriori. Muchas veces las cerraduras de las puertas de delante y atrás son más grandes que los juegos de interiores. Para medir la perilla, se colocará una cinta de medir desde el borde del pestillo de la puerta al centro de la perilla de la puerta o cerrojo. Cerraduras Online le informa que la mayoría de las cerraduras modernas acostumbran a ser de 6 cm o 6,5 cm de diámetro, pero es mejor tener la medida exacta para evitar errores y dolores de cabeza. Las cerraduras viejas pueden variar en tamaño pero generalmente son más pequeñas.

– Retirar la perilla interior: Si es posible, retire la perilla interior soltando los resortes que sostienen la perilla en su lugar. La perilla de la puerta saldrá fácilmente y en la puerta sólo quedará la cubierta decorativa. Si no puede acceder a los flejes de la perilla antes de quitar la cubierta decorativa, retire la cubierta interior antes de quitar la perilla.

– Quitar la cubierta decorativa interior: Los tornillos de la cubierta puede que no sean visibles una vez quitada la perilla: si es así, mire a lo largo del borde y busque un agujero, en el que a veces se esconde un tornillo allen. Si los tornillos son visibles, simplemente extráigalos. Si no hay agujeros o tornillos ocultos, la placa está encajada en su sitio. Utilice un destornillador plano delgado para hacer palanca sobre la tapa con mucho cuidado. Así, el mecanismo de la cerradura quedará al descubierto.

– Desmontar la cerradura: Desmonte las secciones del bloqueo aflojando los tornillos interiores. Quite los tornillos que fijan la sección de cierre interior al exterior. Podemos encontrarlos en la mitad interior de la perilla y, una vez quitados ambos tornillos, tire de cada mitad del mando inmediato de la puerta.

– Retirar el conjunto del pestillo: Retire los dos tornillos del conjunto del pestillo por un lado de la puerta. Además retire también la placa de la huelga en la jamba de la puerta. Mantenga las nuevas placas y compare: si son de la misma medida es mejor dejar las viejas en su lugar. Extraiga y sustituya los tornillos. Si no puede hacer que los tornillos encajen, empuje una pequeña astilla de madera (o dos) en el orificio de tornillo y retírela a ras con el borde de la puerta.

2. Sustituir con una nueva cerradura

– Instalar el pestillo: Cincele los huecos desiguales en el pestillo para que el nuevo cierre se ajuste perfectamente. Coloque el pestillo en la ranura: si se ajusta cómodamente, no tendrá que agregar más tornillos hasta que se hayan instalado el resto de partes de la cerradura. Si el pestillo nuevo no permanece cómodamente en la ranura, ajuste los tornillos en el pestillo y apriete.

– Instalar la nueva cerradura: Asegúrese de que la sección de llave queda en el exterior.  Deslice las piezas externas en el agujero, a través del conjunto de pestillo. Sostenga paralelo al piso, inserte el conjunto interior deslizando la hoja de la parte exterior de la cerradura. Inserte los tornillos y apriételos. Asegúrese de que las placas que se fijan a la jamba estén alineadas con la nueva cerradura. Si no es así, es aconsejable sustituirlas.

 

– Probar el funcionamiento del pestillo y el mecanismo de cerradura con la llave: Pruébelo con la puerta abierta para evitar que se bloquee e impida el paso.

– Apretar los tornillos restantes: Y compruebe la accesibilidad. Su nueva perilla debe abrirse y cerrarse con facilidad.

3. Quitar el cerrojo viejo

– Desmontar el cerrojo aflojando los dos tornillos exteriores: Esto le permitirá tener acceso al interior del cerrojo

 

– Utilizar una llave allen para quitar los tornillos del interior del cerrojo: La llave hexagonal debe de ser capaz de aflojar el mecanismo del cerrojo desde el interior. Retire el cilindro interior y el externo. Si no puede quitar los tornillos con una llave allen, quizás deba perforar el cerrojo con un taladro para quitarlo.

 

– Aflojar los tornillos por el lado de la puerta para quitar el cerrojo: Saque el viejo cerrojo y limpie cualquier residuo restante de la ranura del cerrojo.

4. Substituir con un cerrojo nuevo

– Orientar e instalar el cerrojo nuevo en el lado de la puerta: Asegúrese de que la parte superior de la cerradura queda hacia arriba. Después de alinearla, instale el cerrojo y asegure por un lado de la puerta con dos tornillos. No apriete demasiado.

 

– Alinear las lengüetas de ambos cilindros, tanto en el interior como el exterior en el controlador del cerrojo: Las lengüetas de ambos cilindros están apoyados por un lado y curvados en el otro. Coloque las dos lenguas en el cilindro de manera que los lados se toquen entre sí. Para facilitar la instalación, adapte un cilindro primero, y luego el otro; colocar los dos al mismo tiempo puede ser difícil.

 

– Atornillar los tornillos de la parte interior de la puerta: Atornille los dos tornillos y fije firmemente.

 

– Comprobar que el cerrojo haga su trabajo como debe: Coloque la llave en el cerrojo y gire. Debe tener un giro fluido. Compruebe que el cerrojo está centrado.

mano de la cerradura
Tutoriales

Cómo saber la mano de la cerradura

Uno de los problemas más frecuentes con los que se encuentran aquellos que quieren comprar una cerradura es saber la mano de la cerradura (mano izquierda o mano derecha). Esta pregunta, puede desconcertarles cuando decidan comprar una cerradura pero es una duda muy común y que tiene muy fácil solución. Para responderla sólo tenemos que tener en cuenta la posición de las bisagras.

mano de la cerradura

Si la posición de la bisagra de la puerta se encuentra a la derecha de la puerta (vista desde el exterior), nuestra cerradura es de mano derecha.

Si por lo contrario, la bisagra de la puerta se encuentra a la izquierda de la puerta (vista desde el exterior), nuestra cerradura es de mano izquierda.

Como podéis ver, la respuesta a este dilema es muy fácil y puede ahorrarnos más de un dolor de cabeza en el momento de escoger y comprar una nueva cerradura.

Consúltenos por nuestros modelos y no dude en ponerse en contacto con nosotros ante cualquier duda.

leva bombín-cilindro
Tutoriales

Cómo medir la leva de un bombín-cilindro

En una cerradura, el bombín-cilindro es la parte donde se introduce la llave. Llamamos leva del bombín-cilindro a la parte que transmite el movimiento efectuado por la llave de la cerradura. De esta forma, esta se encarga de engranar todo el mecanismo cuando giramos la llave y procede a la apertura o cierre de la puerta.

leva del cilindro

Para medir la leva, debemos tener mucho cuidado y ser muy exactos ya que, la diferencia entre un tipo de leva u otra viene marcada por muy pocos centímetros de diferencia. Si queremos medirla con precisión, en primer lugar, tendremos que extraer el cilindro de la puerta y comprobar que sea un tipo de leva convencional. Para saberlo y ver si es compatible, nos fijaremos en que nuestro bombín-cilindro sea europerfil estándar.

Una vez comprobado procederemos a medir la leva. Debemos tener mucho cuidado e intentar que las medidas sean exactas porque, como hemos dicho, la diferencia entre un tipo u otro de leva viene dada por muy pocos centímetros. Además, se debe de tener en cuenta la simetría o asimetría de nuestro bombín-cilindro ya que muchos de ellos no tienen una medida igual por ambos lados. Muchas puertas poseen embellecedores y escudos protectores que hacen que la puerta sea más ancha por un lado haciendo que nuestro bombín-cilindro sea asimétrico.

Por lo tanto, debemos medir el exterior de nuestro bombín-cilindro y, además, aportar la medida interior.

Una vez tengamos las medidas del bombín-cilindro, proseguiremos a medir la leva.  La medida de la leva la obtendremos midiendo la propia leva desde su extremo hasta el centro del rotor. Parece fácil, pero nos encontramos que al llegar al rotor su forma impide medir exactamente la distancia con un calibre o un metro, y sólo se podrá medir a “ojo”.

Por eso, para hacerlo más fácil, existe la posibilidad de tomar la medida completa del rotor con la leva dando alguno de los dos tipos de leva que existen en el mercado:

Si se mide el rotor junto con la leva y nos da una medida de 23,5mm, significará el que la leva del bombín-cilindro es de 15mm, a esto se le llama leva larga.

Si obtenemos un resultado de 21,75mm en la medida del rotor y la leva, significará que leva del bombín-cilindro es de 13,25mm, a esto se le llama leva corta.

Tipo de leva

Normalmente la leva corta la encontramos en puertas metálicas, aluminio o PVC y la larga, que suele ser la más habitual, en puertas de madera y PVC.

También podemos encontrar en el mercado levas de rueda o dentadas, que suelen tener un número determinado de dientes (10, 13, o 14) en función del tipo de cerradura.

Entonces tenemos que:

Leva corta – Normalmente en puerta de metal. Leva 13,2º

Lava larga – Normalmente en puertas de madera. Leva 30º

Leva de Piñon – 10, 13 y 14 dientes.

tipo de leva y piñon

Teniendo en cuenta estas recomendaciones y siendo precisos en la medida de nuestro bombín-cilindro y nuestra leva, podremos obtener la mejor cerradura para nuestro hogar. No dude en consultarnos o escribirnos un comentario en este post ante cualquier duda referente la medida de la leva de su bombín-cilindro.

Llamar Ahora